¿Cuál es la diferencia entre Oficio y Profesión?

Carpintero cubanoPediatra

Un oficio o una profesión es aquella actividad que requiere algún grado de conocimiento especializado sobre algún área y se ejerce a cambio de una remuneración económica. La diferencia entre ambos términos suele radicar en el tipo de trabajo que se realiza. Un oficio casi siempre está relacionado con las actividades manuales como el oficio de artesano o el de panadero. Por otro lado, una profesión se refiere a aquellas actividades que se realizan en una oficina, consultorio o laboratorio. Sin embargo, la diferencia más importante radica en el nivel de preparación académica que cada uno requiere. Para un oficio, no es necesario contar con un título universitario, basta con contar con la experiencia necesaria que se aduiere con la preparación. Por el contrario, una profesión requiere casi obligatoriamente contar con un título universitario que avale los conocimientos de la persona.

Tabla de comparación

Oficio
Profesión
DefiniciónEs una ocupación laboral que la mayor parte del tiempo se ejerce a cambio de una remuneración económica. Sin embargo, este tipo de educación es diferente de una profesión. Esto debido a que para aprender un oficio no es necesario acudir a la universidad.Una profesión también es una ocupación laboral en su mayoría ejercida a cambio de una remuneración económica. Sin embargo, para ejercer una profesión se requiere de una preparación especializada. A diferencia de un oficio, una profesión necesita de formación educativa especializada y formal.
EtimologíaLa palabra “oficio” viene del latín “officium”. Por su lado, la palabra “officium” viene de los vocablos “opus” que significa “obra” y “facere” que quiere decir “hacer”. Además el sufijo “io” le agrega el sentido de “acción y efecto”.Por su lado, la palabra “profesión” también viene del latín: “professio”. Esta palabra quiere decir “ocupación o carrera”. Además, lleva el prefijo “pro”, que significa “avance” y el sufijo “io”, de “acción y efecto”.
Nivel educativo mínimoLas personas que ejercen un oficio suelen tener como máximo la escuela secundaria o preparatoria terminadas. Sin embargo, el nivel académico puede variar. Existen personas que ejercen un oficio y sólo cuentas con algún grado de educación primaria. De la misma forma existen quienes cuentan hasta con la educación media superior acreditada (educación universitaria). Cabe mencionar que para aprender y ejercer un oficio no existe una educación mínima obligatoria. Basta con que exista voluntad de aprendizaje.Para poder acceder a la enseñanza de una profesión, una persona debe de haber completado su educación media. Esto quiere decir que la persona interesada debe tener la escuela preparatoria terminada y certificada. En algunas ocasiones, para poder entrar a la universidad, en especial a las públicas o del estado, se debe aprobar algún tipo de examen de admisión. Aprobar este examen, además de contar con el certificado de preparatoria son los dos requisitos indispensables para ser admitido en la universidad.
¿En dónde se aprende?Por lo general un oficio se aprende en las escuelas o academias de artes y oficios. No obstante, en Latinoamérica, los oficios suelen ser aprendidos “sobre la marcha”. Muchas personas llegan a la educación media (escuela preparatoria) y buscan un empleo por necesidad. Trabajando aprenden el oficio.Una profesión se aprende en la universidad. De ahí que a las personas que cuentan con este nivel educativo se les llame “profesionistas”. Al ser conocimiento especializado el necesario para ser profesionista, éste no puede impartirse en otro lugar que no sea una universidad.
EjemplosAlgunos ejemplos de oficios son la albañilería, la alfarería, la barbería, la caza, la ebanistería, la herrería, la fontanería, jardinería, el oficio de panadero, etc. Algunos oficios que comienzan a entenderse como profesiones, por ejemplo el oficio de modista (diseñador de modas), y el de cocinero (chef, gastronomía).Existen muchas profesiones, entre las más populares se encuentran la de médico, abogado, ingenieros, administrador, odontólogo, veterinario, mercadólogo, químico y diseñador. Sin embargo también existen profesiones que pueden ser aprendidas como oficio, por ejemplo, electricista o mecánico de autos (ingeniero electromecánico).

Contenidos: Oficio vs. Profesión

1. Definiciones y conceptos
2. Niveles educativos
3. Importancia de la experiencia
4. Ejemplos
5. Referencias

Definiciones y conceptos

Una profesión es el ejercicio habitual o cotidiano de una actividad a cambio del cual se recibe una retribución económica. Para llevar a cabo esta actividad es necesario contar con una preparación académica previa especializada. A la persona que lleva a cabo una profesión se le llama “profesionista”.
En cuanto a los oficios, estos suelen tratarse de actividades más informales que una profesión. De hecho, su aprendizaje muchas veces se limita a la práctica del mismo dentro del campo laboral. El ejercicio de un oficio también suele implicar el derecho recibir un pago a cambio de este.

Niveles educativos

Para poder ejercer una profesión es necesario contar con conocimientos formales además de especializados. Estos conocimientos casi siempre pueden ser adquiridos solamente mediante la educación universitaria. Además es necesario tener alguna clase de certificado que avale los conocimientos de las personas. Para ser un profesionista es necesario contar con educación universitaria, media superior o terciaria. Contar con un título universitario es deseable, aunque no siempre es requisito. Algunas veces sólo basta el certificado universitario.
Por otro lado, los oficios suelen ser independientes del nivel educativo. Existen personas completamente analfabetas que saben y practican un oficio. De la misma forma, existen personas con estudios universitarios que han decidido aprender un oficio y practicarlo. Cabe mencionar que la mayoría de las personas que practican un oficio cuentan apenas con educación secundaria o media (preparatoria), aunque claro, esto sólo es un promedio. No obstante, aprender un oficio requiere voluntad y entrenamiento específico.

Importancia de la experiencia

La experiencia dentro de una profesión a veces es muy importante. Existen empleos para los cuales es indispensable contar con experiencia laboral además de la preparación académica. Por supuesto, no son todos los puestos ni en todas las carreras. Además existen posiciones laborales que son creadas pensando en las personas que recién han egresado de sus estudios profesionales.
En los oficios, en cambio, la experiencia resulta ser tan importante como la preparación misma. Esto es muy simple: la preparación que reciben es proporcional a la experiencia que poseen. El aprendizaje de un oficio se da casi exclusivamente de manera empírica. La práctica le da al aprendiz las herramientas que necesita para considerarse un buen representante de su oficio. Por lo tanto, la experiencia y la preparación resultan ser lo mismo, el aprendizaje de un oficio se dará en la misma medida en la que se practique.

Ejemplos

Existen muchos ejemplos de profesiones. Por ejemplo, ser médico es una profesión. Para ser médico, una persona debe estudiar alrededor de 6 años, dependiendo del país y el grado de especialización deseado. Otros ejemplos de profesiones son abogado, dentista u odontólogo, ingeniero, arquitecto, veterinario, químico, diseñador, etc.
Con respecto a los oficios, existe un sinfín de ellos. Algunos ejemplos de entre los más relevantes son carpintero, panadero, zapatero, herrero, alfarero (artesano), modista (sastre) y cocinero.

Referencias

Artículos Relacionados