¿Cuál es la diferencia entre Deber y Obligación?

¿Cuál es la diferencia entre Deber y Obligación?

¿Cuál es la diferencia entre Deber y Obligación?
Imagen de Tegan Mierle

Deber y obligación son términos que, si bien podrían tomarse como sinónimos, en el sentido más amplio de la palabra, no lo son. La diferencia entre ambos recae en el motivo que los impulsa a ser llevados a cabo. De nuevo, esta diferencia podría llegar a ser insignificante para muchos, incluso siendo desconocida o descartada por la gran mayoría, pero en caso de desear usar estas dos palabras de manera correcta, siga leyendo.

Tabla de comparación

Deber
Obligación
DefiniciónDeber, por un lado, es definido como algo que una persona hace más bien motivada por su voluntad. Detrás de un deber puede haber una obligación de corresponder o un adeudo que se ha de cumplir. Detrás de un deber puede haber motivos legales también, sin embargo, la persona con la obligación no es motivada en primer lugar por la ley, sino, como se mencionó anteriormente, por su propia voluntad.Por otro lado, una obligación se define como una imposición o exigencia que sujeta a alguien a hacer o dejar de hacer algo. La obligación como imposición se antepone y rige la libre voluntad de una persona. Esta puede darse por acuerdo y voluntad o ser derivada de otra acción (por ejemplo, divorciarse conlleva en algunos casos la obligación de pagar pensión alimenticia).
MotivaciónLa moral y la voluntad de una persona. En primera instancia el que tiene el deber lo cumple por deseo propio o por sentimiento moral de obligación. Lo que para muchos puede ser una obligación, para otros será más bien un deber y viceversa.Detrás del cumplimiento de una obligación suele haber el deber legal, la persona cumple no tanto porque desee hacerlo, sino porque tiene que hacerlo. Existe cierto temor de lo que podría ser de no llegarse a cumplir.
EjemploEl deber de no tirar la basura en las calles. De nuevo, este depende de la moral de cada persona, pero muchas personas se abstienen de tirar su basura a la calle porque saben que no es correcto, no tanto motivados por las multas y sanciones derivadas de esta acción.Cualquier obligación legal, por ejemplo, el pago de impuestos. Aunque todos sabemos que es nuestro deber como ciudadanos de un país, no es una acción que la gran mayoría lleve a cabo motivada por su voluntad, sino más bien porque conoce de los inconvenientes que no hacerlo implican.

Referencias

Deja un comentario