¿Cuál es la diferencia entre Amar y Querer?

Amar y querer son emociones muy intensas que una persona puede sentir por otra persona. Algunas veces estos sentimientos pueden confundirse el uno por el otro. Sin embargo, existen algunas características que los diferencian, por ejemplo la intensidad del sentimiento y los posibles resultados.

Querer es la voluntad de poseer algo o a alguien, es sentir cariño y deseo por una persona especial. Por lo general y hablando dentro de un contexto romántico, el querer a alguien sucede al principio de una relación amorosa. En cambio, amar puede ser descrito como un sentimiento de intenso afecto hacia una persona. Casi siempre se trata de un sentimiento que, idealmente, es mutuo, entre dos personas. Por esta razón, también se le puede llamar “amor interpersonal”.

Tabla de comparación

Amar
Querer
DefiniciónQuerer a alguien es cuando una persona siente un deseo  y cariño más fuertes de lo normal por alguien.Amar es una emoción intensa de profundo afecto.
IndicativosUrgencia por ver a esa persona especial, deseo sexual, juicio nublado, toma de decisiones dudosas. Enamoramiento.Lealtad, fidelidad, confianza. Voluntad para hacer sacrificios por la persona amada. Voluntad para arreglar las diferencias. Capacidad para negociar las diferencias.
Compromiso interpersonalEn esa etapa de una relación no existe un compromiso mayor con la otra persona del que se tiene con uno mismo.Compromiso real con la otra persona, existen intenciones genuinas. Toman en consideración los sentimientos de la otra persona antes de actuar.
¿Cómo se siente?Una gran euforia, similar a la que se siente al consumir drogas de uso recreativo (reacciones químicas cerebrales adictivas)Un profundo afecto, felicidad, confianza. Las parejas se comunican y negocian con expectativas reales.
Posibles consecuenciasSensación de vacío, posibles consecuencias de las decisiones tomadas durante esta etapa.Seguridad, paz, deseos de establecerse y comenzar una familia.
Efectos secundariosEl ser controlado por la química cerebral del enamoramiento hace que las personas pierdan la habilidad de tomar decisiones racionales de lo que es importante.Estabilidad y felicidad.
DependenciaExiste el deseo de siempre estar cerca de la persona querida. Existe dependencia porque existe un cierto nivel de amor y atracción física.El compañerismo que existe cuando dos personas, algunas veces se puede convertir en co-dependencia si no hay suficiente confianza en uno mismo.
TiempoComienza rápidamente, algunas veces puede llegar a crecer.Generalmente tiende a crecer con el paso del tiempo.
Nivel de compromisoEs temporal y si la relación no evoluciona, el sentimiento puede desaparecer.El sentimiento puede continuar a lo largo de toda una vida.
Evolución temporalEl enamoramiento pertenece al “ahora”.Es un proceso gradual. Sucede con el paso del tiempo.
ConclusiónQuerer o desear a alguien no es tan real como amar a alguien. Por lo general suele ser sólo un capricho o deseo sexual pasajero.El amor es incondicional. El amor es un proceso gradual, que se da de a poco. Suele ser una emoción muy fuerte que no es tan fácil de dejar atrás.

Contenidos: Amar vs. Querer

1. Diferencias de acuerdo a sus definiciones
2. Señales de querer a alguien
3. Señales de amar a alguien
4. Duración
5. En cuanto a la dependencia
6. En cuanto a la fidelidad
7. Referencias

Diferencias en las características físicas

De acuerdo con varios diccionarios, querer se define como la acción de tener un alta estima a alguien o algo. Amar, en cambio, es  estimar también, pero con mucha más intensidad.

Mientras que querer suele involucrar un nivel no tan alto de compromiso, amar a alguien es un sentimiento más profundo, de mayor trascendencia. Amar a alguien involucra otros sentimientos y sensaciones como la atracción física y emocional, entrega, empatía, preocupación, entre muchas otras.

Querer por definición también implica cierto grado de deseo o la búsqueda de la satisfacción con algo o alguien. Es decir, también hay interés, pero con una connotación egocéntrica y de posesión.

La diferencia, se puede decir, es el grado de intensidad con la que se quiere a la otra persona. Incluso se podría decir que “querer” es más bien parte del inicio de una relación. Después, y con el paso del tiempo y la evolución natural de la relación, ese “querer” se convierte en “amor”.

Señales de querer a alguien

  • En primer lugar, existe atracción física
  • De la misma forma, existe interés por la persona
  • Hay deseos, de querer compartir tiempo, actividades, u otros intereses
  • Hay afecto, aunque no demasiado
  • Puede o no existir compromiso, aunque en caso que sí, es muy bajo

Señales de amar a alguien

En primer lugar, están todas las señales de querer a alguien. Adicionalmente pueden existir:

  • Interés legítimo por la otra persona
  • Deseo de llevar la relación a largo plazo
  • De la misma forma existe un interés legítimo por el bienestar de la otra persona
  • Existe disposición por hacer sacrificios en pos de la felicidad y/o el bienestar de la otra persona
  • Se ponen las necesidades de la otra persona por encima de las propias

Duración

El querer no necesariamente evoluciona a amor. Se puede querer a un hermano, un buen amigo, un vecino, un maestro, etc. Querer a alguien puede durar desde muy poco tiempo hasta toda una vida.

Cuando el querer se convierte en amor, de la misma forma tendrá la duración que las personas quieran que tenga. Como todas las relaciones interpersonales, ya sea querer a alguien o amarle, necesita voluntad de las partes involucradas, compromiso pero sobre todo interés.

En cuanto a la dependencia

Que exista dependencia o interdependencia en una relación amorosa no es de extrañar. Muchas veces una relación amorosa se vuelve negativa cuando una de las partes empieza a ser dependiente de la otra. Cuando esto pasa suele acompañarse de abusos verbales (a veces físicos), amenazas y chantajes emocionales que resultan en una situación difícil de abandonar.

Cabe mencionar que no es una situación exclusiva de las relaciones amorosas. De la misma forma, se puede dar en relaciones familiares o de amistad. Sin embargo, de ninguna forma es una actitud que deba ser tolerada. Muchas veces, las personas se escudan en el “amor”, diciendo que lo que hacen lo hacen porque quieren o aman  a la otra persona. Sin embargo esto no podría estar más alejado de la realidad. El abuso, la dependencia, el chantaje y otras actitudes de este tipo no son actitudes normales bajo ninguna circunstancia y aún menos en una relación donde  se supone, existe aprecio o amor por otra persona.

En cuanto a la fidelidad

Existe un grupo de personas que consideran que la monogamia no es natural para el ser humano. El otro, asegura que la monogamia es la base de la sociedad moderna y un pilar importantísimo de ella. La gran mayoría de las personas, de hecho,  consideran que una de las características más importantes de una “relación ideal” es la fidelidad. En este caso, la fidelidad representa el compromiso monógamo de la persona para con su pareja. Esta, se espera, sea recíproca y vitalicia, es decir, para toda la vida, o por lo menos mientras dure la relación. Se suele pensar que cuando existe amor en la pareja, la fidelidad es algo que no cuesta demasiado trabajo, que es normal e incluso hasta un placer llevar a cabo. Sin embargo esto, como muchos otros preceptos sociales, depende de las personas, su cultura y estilo de vida.

Referencias

Artículos Relacionados