¿Cuál es la diferencia entre Entrevista e Interrogatorio?

¿Cuál es la diferencia entre Interrogatorio y Entrevista?

¿Cuál es la diferencia entre Interrogatorio y Entrevista?¿Cuál es la diferencia entre Entrevista e Interrogatorio?
Entrevista e interrogatorio dentro del ámbito de la comunicación (o judicial, de recursos humanos y de muchos otros), son dos formas distintas en las que una persona puede obtener información. Si bien, ambas comparten varios elementos, una entrevista es muy diferente de un interrogatorio, especialmente si se toman en cuenta los procedimientos necesarios para llevar cualquiera de los dos a cabo.

Tabla de comparación

Entrevista
Interrogatorio
DefiniciónPor un lado, una entrevista se define como una reunión en la que se establece un diálogo entre dos o más personas. Las entrevistas suelen involucrar preguntas, pero estas no suelen ser muy rígidas y dan paso a una conversación en vez de solo dar paso a sus respuestas. Muchas personas definen a la entrevista como una conversación privada pero pública. La finalidad de una entrevista es obtener información. Esta información puede tener distintas motivaciones, por ejemplo, para una investigación. De manera similar a una entrevista, un interrogatorio es un diálogo entablado entre dos partes en las que el interrogador le hace preguntas a otra persona. Los interrogatorios suelen ser de naturaleza más persuasiva pero igual que la entrevista, sin llegar a ser acusativos ni provocativos. Un interrogatorio suele conformarse en su mayoría de preguntas y sus respuestas. Sin embargo, puede haber lugar para monólogos y diálogos.
FinalidadObtener información.Obtener la verdad.
Características
  • Debe darse de mutuo acuerdo. Existen expectativas establecidas y alguna clase de interés de por medio para ambas partes.
  • El tono no debe ser acusatorio.
  • El entrevistador no debe involucrarse demasiado, si sabe que el entrevistado miente, no debe intentar presionarlo para que diga la verdad.
  • Para que una entrevista salga de la manera esperada, se espera que ambas partes hablen en una proporción 80-20 (80% el entrevistado, 20% el entrevistador).
  • No siempre se da de mutuo acuerdo, por ejemplo, los interrogatorios judiciales. Asimismo, no hay expectativas y el interés no siempre es bidireccional.
  • Sigue sin ser necesariamente acusatorio aunque si puede llegar a ser manipulado para “dirigir” al cuestionado hacia cierta dirección y persuasivo para conseguir la información que se espera obtener.
  • Las preguntas suelen ser muy específicas. No hay colaboración en cuanto al enriquecimiento de la información por parte del interrogador.

Referencias

Deja un comentario