¿Cuál es la diferencia entre Medicina Interna y Medicina General?

Diferencia entre medicina interna y medicina general

Imagen de Luis Melendez

Dentro de las especialidades médicas, dos que comúnmente son confundidas entre sí son la medicina interna y la medicina general. Ambas tienen la capacidad de atender a un paciente, identificar el padecimiento y tratarlo o derivarlo a un médico especialista, dependiendo del caso.

Cuadro comparativo

Medicina general
Medicina interna
¿Qué es?Esta especialidad constituye el primer nivel de la atención médica. La medicina general es aquella que mediante procedimientos relativamente sencillos da tratamiento a todas aquellas enfermedades comunes que una persona padece a lo largo de su vida. Un médico general suele atender en un consultorio, el cual no necesariamente se encuentra dentro de un hospital. La mayoría de las enfermedades comunes pueden ser diagnosticadas y tratadas por un médico general. Este está listo para identificar las señales de padecimientos que necesitan atención especial. La medicina general es la base de la atención de enfermedades comunes.Especialidad de la medicina cuya tarea es atender pacientes adultos (adolescentes y adultos mayores incluidos) con enfermedades o padecimientos que no requieran atención quirúrgica. El médico internista está capacitado para evaluar integralmente al paciente. Este es capaz de identificar y atender varias enfermedades a la vez. El médico internista puede derivar a los pacientes que necesiten atención médica especializada con el especialista que corresponda. Los médicos especialistas (endocrinólogo, gastroenterólogo, etc.) son médicos internistas que se han especializado en un área en particular.
¿A quién atiende?Un médico general puede atender a una persona en todas las etapas de su vida, desde la niñez hasta vejez.En cambio, la medicina interna se especializa en la atención exclusivamente dirigida hacia los adultos.
Ejemplos de enfermedades que trataInfecciones respiratorias, enfermedades virales como la gripe y el catarro, dolores localizados, entre otras.Hipertensión, arterioesclerosis, diabetes, colon irritable, artritis, osteoporosis, entre muchas otras.

Referencias