¿Cómo se hace un mapa mental?

¿Cómo hacer un mapa mental?

Imagen de Estee Janssens

Un mapa mental es una forma de representar gráficamente un conjunto información. Estos pueden tener varias presentaciones, no todos comparten una disposición específica. Lo que sí tienen en común es que todos cuentan con una estructura radial. Esto quiere decir que la información parte de un núcleo al centro, el cual suele contener la idea central y alrededor del cual se organizarán todas las demás ideas. Asimismo, es común que en un mapa mental se utilicen varios colores, líneas, flechas, símbolos, palabras clave e incluso imágenes. Estos diagramas tienen dos grande ventajas. La primera es que reducen un tema largo y quizás tedioso, convirtiéndolo en uno fácil de digerir y memorizar y la segunda es que utiliza la asociación de ideas con todo tipo de representaciones gráficas, lo cual ayuda a la retención de las mismas.

¿Cómo hacer un mapa mental?

  1. En el centro de una hoja se debe escribir con letras grandes (o encerrado en un círculo, con colores llamativos, letras diferentes, etc) el título principal del tema. Hay que intentar que sea una idea corta, sencilla y consistente, por ejemplo “Las redes sociales (y se puede dibujar el logo de Facebook e Instagram alrededor del título)”. Este título debe representar la idea central, alrededor de la cual el mapa mental se desenvolverá.
  2. En el sentido de las agujas del reloj y lo suficientemente espaciados se colocarán los títulos secundarios (en caso de haberlos) en forma de ramificaciones. Estos también deben ser llamativos pero no tanto como la idea central. Siguiendo el ejemplo de las redes sociales, por ejemplo, los subtemas podrían ser; “Ventajas”, “Desventajas”, “Tipos”, “Comunicación”, “Censura”, “Ética”, etc.
  3. Los temas secundarios deben entonces ser desglosados. Utilizando apenas algunas ideas (entre dos y cinco), pueden utilizarse también imágenes o símbolos. Las ideas escritas deben ser cortas y directas.
  4. Se recomienda el uso de colores diferentes para cada ramificación, con el fin de separar visualmente las ideas. Asimismo, es recomendable no tener miedo a ser creativo. En caso de sentir que la creatividad no fluye, puede inspirarse de algunos ejemplos como el siguiente:
¿Como hacer un mapa metal?

Ejemplo de mapa mental

Referencias