¿Cuál es la diferencia entre Narco y Sicario?

¿Cuál es la diferencia entre Narco y Sicario?

El narcotráfico es un tema tan vigente como preocupante dentro de la sociedad de hoy un día. Esto, especialmente en los países que son más golpeados por él, como México, Colombia, Estados Unidos, Tailandia, Filipinas entre otros. No obstante, ningún país queda realmente excluido de sus repercusiones.

El aumento en esta actividad parece ser consecuencia de los atractivos que este negocio ofrece. Entre estos, se puede hablar de ganancias grandes en poco tiempo a cambio de actividades relativamente fáciles cuando se trata de los niveles jerárquicos más bajos. No obstante hay actividades dentro de este rubro que no son tan “fáciles”. Un claro ejemplo de ello, es el trabajo de los sicarios, quienes deben matar personas cotidianamente como parte de su “trabajo”. De todas las personas que conforman un cartel se espera lealtad, y la falta de ella se paga con una muerte violenta en muchos casos.

Tabla de comparación

Narco
Sicario
Origen de la palabraNarco es el apócope de la palabra narcotraficante. Esta palabra significa literalmente “que trafica sustancias estupefacientes”.La palabra “sicario” viene del latín “sicarius” que viene de “sica”. Una “sica” era una pequeña daga que los asesinos usaban y escondían bajo sus túnicas.
DefiniciónUn narco es la persona que se dedica ilegalmente al narcotráfico.
Este “oficio” incluye la fabricación, distribución y venta de drogas naturales o sintéticas. Ellos suelen trabajar dentro de sociedades llamados cárteles. Los cárteles “vigilan” la actividad de sus miembros en una determinada área geográfica.
En resumidas cuentas, un sicario es un asesino a sueldo. Últimamente, el término se relaciona de forma casi exclusiva con el narcotráfico. Esto debido a que una de las ocupaciones más relevantes dentro de un cartel es precisamente la de sicario. Por lo tanto, se entiende por sicario a alguien que trabaja matando personas para el narcotráfico.
SinónimosTraficante, tratante.Asesino a sueldo, matón.
Actividades principalesExisten varios niveles dentro del narcotráfico. Uno de las tareas de menor jerarquía es la de vigilante (halcón). Por el contrario, la de mayor rango es la de los altos mandos; los capos. Cada nivel tiene sus propias tareas asignadas: sembrar, empacar, distribuir, cobrar, supervisar, planificar, traficar y lavar dinero, entre otras cosas.Un sicario que trabaja para el narcotráfico tiene como única función la de asesinar a quién le sea ordenado. Algunos sicarios trabajan y cobran por matar a todas las personas que les toque dentro de un determinado tiempo. Otros, con más experiencia y quizás un nivel más alto, matan y cobran por persona. Además se espera de ellos lealtad absoluta.
SueldoUn narcotraficante gana de acuerdo a su posición. Se estima que un vigilante gana hasta $4 mil pesos MXN ($200 USD) a la semana. Alguien de rango medio puede ganar hasta $50 mil pesos MXN ($2500 USD) quincenales. Sin embargo, los altos mandos ganan cantidades inmensamente mayores que los demás puestos. Un líder sin demasiado renombre gana hasta $300 mil pesos MXN ($15 mil USD) quincenales. Sin embargo, si deseamos hablar de números mayores podemos hablar del líder de un cartel, como el Chapo Guzmán (Joaquín Guzmán Loera), jefe del cartel de Sinaloa. Se debe tomar en cuenta que en algún momento fue considerado por la revista Forbes como una de las personas más influyentes y ricas del mundo, con una fortuna estimada de mil millones de dólares.Tampoco existen datos formales al respecto. Sin embargo de lo poco que se puede saber, en México un sicario promedio no gana demasiado. De hecho se considera que ser sicario en México es un “trabajo” mal pagado. Se estima que un sicario en promedio gana entre $10 y $12 mil pesos MXN ($600 USD) al mes. Sin embargo si a uno le dan el trabajo de matar a alguien importante puede cobrar hasta $500 mil pesos MXN ($25 mil USD). Anteriormente, un sicario podía percibir una paga de hasta $15 mil USD por asesinato. El pago ha disminuido, se rumora, debido a que ha aumentado la cantidad de reclutas. Las encuestas revelan que cada vez hay más personas que deciden dedicarse a este “oficio”.
Otros datosLos narcos tienen un promedio de vida notablemente menor al de las demás personas. Se estima que después de entrar al mundo del narco, les restan aproximadamente 5 años de vida.Muchos sicarios de hecho alguna vez fueron militares élite. Desertan debido a los malos sueldos y pobres condiciones laborales.

Contenidos: Narco vs. Sicario

1. Roles y niveles dentro del narcotráfico
2. Perfiles psicológicos
2.1 Perfil psicológico de un narcotraficante
2.2 Perfil psicológico de un sicario
3. Personajes famosos
3.1 Narcotraficantes famosos
3.2 Sicarios famosos
4. Referencias

Roles y niveles dentro del narcotráfico

Casi todas las redes del narcotráfico se construyen sobre una red pre-existente de delincuencia: robo, secuestro, extorción etc. Un dato importante es que dentro de muchos de los carteles de drogas hay (ex) policías, militares, políticos y otras figuras de este tipo involucradas. Para un cartel es importante tener bien establecido cada uno de los niveles. Desde la presencia directa, la venta, planeación, transporte y hasta el establecimiento de vínculos y relaciones con instituciones gubernamentales, autoridades locales y nacionales y otros grupos delictivos. Todo esto suele ser tanto a nivel local como nacional e internacional, dependiendo de su alcance. Estas personas se asocian y posteriormente reparten las actividades que son necesarias llevar a cabo.

En el nivel más bajo se encuentran los pandilleros, personas marginadas que conocen las calles, son hasta cierto grado temidas y trabajan en grupos (pandillas). Ellos se encargan de la distribución local o venta al menudeo de la droga, de vigilar las calles y de notificar cualquier actividad extraña. Este nivel es uno de los más visibles, no es extraño leer noticias acerca de sus muertes, peleas, detenciones, etc. Sin embargo, a su vez es el nivel considerado el más “desechable”, estos jóvenes son asesinados sin mayor problema y en pocas horas otra persona ya estará ocupando su lugar.

En cuanto a la venta, esta suele darse tanto a nivel local (menudeo) como internacional (mayoreo). En esta etapa existe negociación con autoridades dispuestas a pasar por alto muchas cosas a cambio de protección y dinero. Los carteles suelen pagar sobornos de toda clase, desde los más discretos hasta algunos de alcance millonario. La complicidad con los diferentes niveles de autoridad son pieza clave dentro del éxito del narcotráfico.

Después sigue la distribución. Esta puede ser local o internacional. En este nivel comienzan a existir encuentros con otros carteles que buscan distribuir o ya lo hacen en el mismo territorio. Aquí, por lo mismo, pueden existir encuentros violentos entre carteles que disputan una ruta o un punto de venta. Muchos sicarios se encuentran en este nivel. Su trabajo principal es defender su territorio o pelear por uno nuevo. Estos grupos de crimen organizado forman grupos de sicarios cuya finalidad no es otra que repeler los ataques enemigos mientras eliminan tantos rivales como les sea posible.

En otro nivel se encuentra el de la producción. Esta depende del tipo de droga que se desee producir y vender; no es lo mismo producir marihuana que heroína. En todo caso, en este nivel se suelen ver involucradas campesinos de comunidades pobres, a quienes se les paga por sembrar alguno de los componentes de la droga (la coca en el caso de la cocaína o la marihuana, por ejemplo).  Los sembradíos suelen estar ocultos en  zonas remotas a la cuales nadie tiene acceso y son difíciles de rastrear y ubicar. Una vez cosechado el componente este se vende al grupo dispuesto a comprarlo, se distribuye a los laboratorios y de ser el caso, se procesa y se le transforma en la droga tal cual se le conoce.

Finalmente, y como una manera de cerrar el ciclo y recomenzar, está el lavado de dinero. En esta fase, los narcotraficantes deben asegurarse de convertir su dinero ilegal en un ingreso legal. Estas inversiones pueden ser irracionales para algunas personas, no obstante, para los narcotraficantes es imperativo “deshacerse” de su dinero sucio convirtiéndolo en activos legales. Por ejemplo, la construcción de un edificio con departamentos para rentar.

Perfiles psicológicos

Perfil psicológico de un narcotraficante

Los narcotraficantes poseen varias características que los distinguen de otro tipo de delincuentes. En primer lugar, la gran mayoría de las personas que se dedican a esto, suelen pertenecer a los estratos sociales más bajos. Estos delincuentes saben lo que es tener necesidades. Cuando son niños se les inculca inconscientemente que el dinero es la clave al poder y crecen con resentimientos infundados a las clases sociales altas. Suelen ser más ambiciosos de lo considerado normal. Esta característica no es negativa, sin embargo los orilla al crimen en algún momento de sus vidas. De irles bien en su ocupación, suelen comenzar siendo altruistas. Dan dinero o satisfacen las necesidades de los que menos tienen. Esto les sirve para congraciarse con las personas y ganarse su apoyo, pero también porque idealmente, ellos se miran a sí mismos como una especie de salvadores, de héroes.

No obstante, esto cambia con el paso del tiempo. Debido a lo crudo y complicado del negocio, se convierten en personas frías y calculadoras. Dejan de confiar en quien antes confiaban, ya no tienen amigos. Entre más ganancias comiencen a percibir, menos escrúpulos tendrán. No dudan en ordenar venganzas o en negociar con los altos mandos. El cinismo se hace presente cuando es necesario llegar a acuerdos con el gobierno.

Entre otras características se encuentran la poca tolerancia a la frustración, la cual una vez desencadenada se transforma en ataques de ira. Además, son personas con un muy marcado complejo de inferioridad aunque al mismo tiempo creen ser superiores a los demás. Son seres narcisistas, soberbios y arrogantes. Los narcotraficantes suelen sentir mucho desprecio por las demás personas, pues creen que el poder adquisitivo que poseen los coloca por encima de los demás. Son astutos, no siempre son los más brillantes pero sí suelen ser bastante ingeniosos. El vivir al borde de la muerte los obliga a siempre pensar por adelantado en las situaciones. Muchos narcotraficantes tienen rasgos psicópatas y tienen una necesidad enorme de reconocimiento.

Perfil psicológico de un sicario

Un sicario es un asesino a sueldo. En cuanto a un sicario que trabaja para el narco, se trata de un asesino encargado de eliminar enemigos o cualquier posible obstáculo dentro de este mismo ámbito. Si bien, comparte muchas características con un “asesino común” lo cierto es que también poseen características distintivas de su ocupación. En primer lugar, un sicario es una persona que ha perdido por completo el brazo moral. Esto quiere decir que no son capaces de sobreponer la moral, los principios y las normas por encima de sus impulsos conductuales. Como resultado, estos individuos son personas bestiales y primitivas, capaces de llevar a cabo atrocidades impensables para la mayoría de las personas,  sin remordimientos.  De hecho, los sicarios suelen sentir un profundo placer dañando a otras personas.  Muchas veces no se limitan solo a asesinar, sino que la mayoría de las veces optan por torturar a sus víctimas antes de terminar con sus vidas. Los sicarios son personas adictas a la adrenalina de vivir entre la vida y la muerte. Esto da como resultado, a una persona inestable que responde casi exclusivamente a sus impulsos más básicos.

Los sicarios que pertenecen a carteles del narcotráfico en México, por ejemplo, se caracterizan por su grado de maldad. Sus acciones crudas son una forma de demostrar a las autoridades, a la población y a sus enemigos de lo que son capaces. De hecho, se trata de una especie de terrorismo psicológico que les ha funcionado bastante bien.

Personajes famosos

Narcotraficantes famosos

Joaquín “El Chapo” Guzmán

“El Chapo” fue líder del cartel de Sinaloa y en algún momento el principal narcotraficante de México. Fue capturado en dos ocasiones distintas, sin embargo ambas veces se pudo fugar. “El Chapo” pudo ser capturado una tercera vez y fue extraditado a Estados Unidos. Actualmente se encuentra recluido en una prisión en Nueva York. En algún momento fue el hombre más buscado del FBI y la Interpol tan solo por detrás de Osama bin Laden. En el 2009, 2010 y 2011 la revista Forbes lo nombró como uno de los hombres más ricos y poderosos del mundo. Se cree que Guzmán Loera llegó a tener hasta 11 mil millones de dólares. Joaquín Guzmán Loera fue un narco violento y despechado durante su tiempo como el líder del cartel de Sinaloa. Se cree que llegó a asesinar u ordenar los asesinatos de entre 2000 y 3000 personas.

Pablo Escobar

Pablo Emilio Escobar Gaviria fue el fundador del cartel de Medellín, en Colombia. Además, fue el narcotraficante más importante del mundo en los años 80s. Escobar controló el mercado de la marihuana y de la cocaína no sólo en Colombia, sino en gran parte del mundo. Su fortuna estuvo calculada entre $25,000 a $30,000 millones de dólares, siendo nombrado el hombre más rico del mundo por la revista Forbes a lo largo de 7 años seguidos.  En un principio, este hombre era considerado una especie de Robin Hood, procuraba a la gente más pobre, construyó casas para ellos, mejoró el aspecto de varios barrios pobres en Medellín, regalaba dinero incluso a las personas en necesidad. Sin embargo, esto no borra el hecho de que Escobar haya llevado a cabo los peores atentados terroristas en su país, al declarar la guerra absoluta contra el Estado. En 1993, y tras el declive de su imperio, Escobar fue asesinado (algunas personas creen que se suicidó) en Medellín.

Amado Carrillo Fuentes

Conocido como “el señor de los cielos” debido a que gustaba y poseía una gran flota de aviones y avionetas gracias a los cuales transportaba su “mercancía”. Fue el líder del cartel de Juárez y se cree que llegó a ganar hasta $200 millones de dólares a la semana. Carrillo Fuentes fue socio y un importante aliado de Pablo Escobar. Del colombiano aprendió que su mejor aliado era el anonimato, y de esta manera se manejó durante los años que estuvo al mando. “El señor de los cielos” jugó un papel muy importante en la sustitución de los cárteles colombianos y la imposición de los carteles mexicanos en la distribución de cocaína para Estados Unidos. Carrillo Fuentes murió después de haber sido sometido a una intervención quirúrgica que tenía la finalidad de cambiar sus rasgos físicos para poder pasar desapercibido. Algunas personas piensan que se trató de una mala reacción a los sedantes, pero otros tantos aseguran que esta reacción adversa fue planeada por algún cartel rival. En todo caso, los médicos encargados de llevar a cabo la cirugía fueron asesinados 4 meses de

Sicarios famosos

Heriberto Lazcano “El Lazca”

Actualmente es el capo del cartel de los zetas y se encuentra prófugo de la justicia. Este personaje ha estado en este cartel desde su comienzo. “El Lazca” comenzó su carrera como sicario de este cartel. Se le considera responsable de cientos de asesinatos, principalmente de miembros de carteles rivales y de policías y militares en enfrentamientos con las fuerzas armadas. Se le considera una persona peligrosa, vengativa y sanguinaria.

Miguel Ortiz “El Tyson”

Miguel Ortiz en algún momento fue director de operaciones especiales de la policía de Michoacán, sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que se decantar por el crimen organizado. Esta persona se desempeñaba como sicario para el cartel de la familia michoacana. Fue de hecho, uno de los mejores sicarios de este grupo, asesinando a cientos de policías, militares y zetas. Actualmente está detenido.

Flavio Mendez “El Amarillo”

Es el fundador de los zetas. “El amarillo” es considerado por la justicia mexicana como uno de los criminales más peligrosos del narco. Su mala fama se debe a lo letal de sus ataques, los cuales casi siempre estaban dirigidos a otros grupos rivales. Hoy en día sigue prófugo de la justicia y existe una recompensa de 15 millones de pesos mexicanos.

Baltazar Saucedo “El Mataperros”

Este secuestrador y sicario fue el autor intelectual del atentado del “Casino Royal”, en Monterrey, Nuevo León, en el que murieron 52 personas. Adicionalmente, se le atribuye el asesinato de varios policías y miembros de otros carteles.

Santiago Meza “El Pozolero”

Este peligroso criminal llevó a cabo una serie de atroces acciones. Se cree responsable de haber desintegrado los cuerpos de hasta 300 personas en una mezcla de ácidos. “El Pozolero” no trabajaba para ningún cartel en particular, el solo ofrecía sus servicios como sicario a quien estuviera dispuesto a pagarle los $600 dólares que cobraba por matar y desaparecer a una persona.

Referencias