¿Cuál es la diferencia entre el Español de España y el de Latinoamérica?

El español, o castellano, es una lengua romance que tiene sus orígenes en el latín. Es originario del antiguo reino de Castilla, en la actual España. A América llegó con los conquistadores y gracias a los colonizadores y misioneros se extendió. Hoy en día, el español es hablado oficialmente en 21 países, la mayoría de ellos en Latinoamérica (19). Además cuenta con 427 millones de hablantes nativos, el 90% de ellos, en el continente americano. Sin embargo, existen diferencias importantes entre el español de España y el de Latinoamérica. El “colonial lag” o retraso colonial, dice que una lengua impuesta en una colonia, no puede (o podría) mantenerse al día con las modificaciones que sufriera la lengua en su país de origen. Además, interfieren otros factores, como los geográficos (países e idiomas vecinos), históricos-sociales (invasiones y migraciones) y la influencia de las lenguas nativas de los países colonizados.

Tabla de comparación

Español de España
Español de Latinoamérica
¿Qué nombre le dan a la lengua española?En casi toda España es generalizado el uso de “español” para referirse a la lengua española. Sin embargo, en el ámbito legal, por ejemplo, se usa el término “castellano”. Por lo tanto, se puede decir que “castellano” se usa en contextos formales y “español” en contextos más casuales.Varía dependiendo del país. En México, Argentina, Chile, Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, Puerto Rico, etc; suelen usar el término “español”. Por el contrario, Bolivia, Chile, El Salvador, Paraguay, Perú y Venezuela, entre otros, prefieren usar el término “castellano”.
¿Qué dialectos incluye?Los dialectos españoles se dividen en dos: septentrionales y meridionales. Los septentrionales incluyen el castellano septentrional, aragonés, riojano, churro y leonés. En cuanto a los meridionales, están el andaluz, extremeño, murciano, canario, manchego y madrileño.Los dialectos latinoamericanos incluyen al amazónico, boliviano, caribeño, centroamericano, andino, chileno, colombiano-ecuatoriano, mexicano, paraguayo, peruano, puertorriqueño y argentino. Cabe mencionar que de la misma manera, dentro de cada país existen dialectos del español, que dependen de factores geográficos (por ejemplo, el dialecto del norte de México).
VoseoEl voseo (uso del pronombre personal “vos”) es de origen ibérico. En los tiempos de la conquista era muy normal su uso; de hecho era normativo en España. Éste solía usarse de acuerdo al rango social, denotaba respeto y autoridad. Esto quiere decir que se usaba “de abajo hacia arriba”, es decir, un peón lo usaba con el capataz, pero el capataz nunca lo usaba con el peón. Sin embargo, y con el paso del tiempo, cayó en el desuso. Actualmente sólo se conserva en unas pocas regiones (en la provincia de Lugo, por ejemplo). De hecho, su uso es percibido como obsoleto, y sólo se espera que algunas pocas personas de la tercera edad lo sigan utilizando.Llegó con los españoles a América. Sin embargo, cuando dejó de usarse en España, también dejó de hacerlo en las colonias más próximas a ella. No obstante, resistió el paso del tiempo en países como Argentina, Costa Rica, Paraguay y Uruguay. De hecho, actualmente es uno de los rasgos lingüísticos que distingue al dialecto argentino de los demás. En otros países, como Chile y El Salvador, también se usa: el voseo en situaciones familiares, el tuteo en situaciones de confianza media y el “usted” en situaciones formales. En países como México o Cuba el voseo no se practica.
Pronombre “ustedes”En cuanto al pronombre “ustedes” en España, es reemplazado por “vosotros”. Sin embargo, en algunas ocasiones si se llega a utilizar. Sobre todo, en contextos más formales (para hablar con alguien de la tercera edad, por ejemplo).En Latinoamérica, por el contrario, la forma “vosotros” no se utiliza en lo absoluto. Desde México, hasta Argentina (incluso con el voseo), el uso de “ustedes” es general.
VocabularioAntes de la conquista, la lengua española, de origen latín, ya tenía préstamos lingüísticos de lenguas prerromanas (celta, euskera, etc). No obstante, la influencia lingüística más grande fue la de los árabes, que llegó con la invasión musulmana a España. Estas palabras son conocidas como arabismos (por ejemplo, almohada, alhaja, etc). Más recientes, encontramos los anglicismos (del inglés, como futbol), americanismos (que llegaron después de la conquista de América, como kayak y chocolate). También están los galicismos (del francés, como bulevar y restaurante) y los italianismos (opera, piano). Hoy en día, los préstamos y calcos más comunes se relacionan con la tecnología, la informática y la ciencia principalmente. Palabras como e-mail, Internet, robot, que vienen de diferentes idiomas (inglés, checo, ruso, etc) son usadas cotidianamente en la lengua española. Esto a pesar de los intentos de la RAE por disminuir el número de préstamos, sugiriendo el uso, por ejemplo, de correo electrónico, en vez de e-mail.En cada país de Latinoamérica existen palabras que son diferentes del concepto equivalente en el español de España e incluso de los países vecinos. Un ejemplo es la palabra que define al utensilio usado para escribir. En España es un bolígrafo o boli, en México es una pluma, en Argentina, un lapicero y en Colombia un esfero. Estos cambios en algunas ocasiones se deben a la interacción con otras lenguas nativas o incluso a lenguas vecinas. Un ejemplo de esto es la palabra “ordenador”. Esta palabra se usa en España debido a que en el país vecino, Francia, se le llama “ordinateur”. Por otro lado, computador o computadora en Latinoamérica, viene de inglés “computer”, del vecino norteamericano, Estados Unidos. Resultaría inútil intentar enlistar todas las diferencias. Queda aclarar que sea cual sea el dialecto del español que se hable, lo más probable es que cualquier otro hispanoparlante no tenga problemas para entender.
Acento y pronunciaciónUn rasgo distintivo del español de España es el ceceo, es decir, el sonido que le dan a la letra /z/ y la letra /c/ (cuando es seguida de las vocales /e/ y /i/). Este sonido /θ/ suena como las vocales /th/.En Latinoamérica, la /z/ y la /c/ (cuando es seguida de las vocales /e/ y /i/) siempre suenan como /s/. A este fenómeno se le conoce como seseo. Por otro lado, un rasgo distintivo del dialecto argentino del español (también del uruguayo, chileno, paraguayo en menor medida), es el yeísmo rehilado. Esto quiere decir que los fonemas /y/ y /ll/ los pronuncian como /ʒ/ o /ʃ/, o más fácil, como /sh/.
GramáticaGramaticalmente, una de las diferencias más importantes es el uso del pretérito perfecto compuesto o pasado compuesto. Su uso es normativo y está generalizado por toda España. El pasado compuesto se forma del auxiliar “haber” y el participio del verbo que denota la acción. Ejemplos:

  • María le ha dicho a Juan que la deje en paz.
  • Hemos comido tortilla española.
  • No me explico que ha hecho con el dinero que le di.
Por el contrario, el español de Latinoamérica usa el pasado simple. Este se compone solamente del verbo que denota la acción, sin auxiliar. Por ejemplo:

  • María le dijo a Juan que la deje en paz.
  • Comimos tortilla española.
  • No me explico que hizo con el dinero que le di.

El pasado compuesto, contrario a lo que se piensa en España, si se utiliza en Latinoamérica. Sin embargo, no se usa para referirse a una acción pasada ya terminada. Se usa más bien para referirse a una acción que comenzó, terminó pero aún puede cambiar.

Contenidos: Español de España vs. Español de Latinoamérica

1. Breve historia del español
2. Diferencia entre español y castellano
3. Países en los que se habla español como lengua materna
4. Variaciones del español en Latinoamérica
5. Principales diferencias entre el español de España y el de Latinoamérica
6. Referencias

Breve historia del español

El nacimiento del español data del periodo prerromano. Se trata de una lengua romance que se deriva del latín vulgar. Anteriormente se le llamaba castellano, pues los datos más antiguos de su origen lo remontan al reino medieval de Castilla.

La lengua española nació como lengua castellana, según algunos, en el año 987. Se tiene registrado que en el Monasterio de San Millán de Cogolla los monjes anotaron al margen de algunos escritos las “traducciones” del latín a la lengua vulgar. Ésta no era otra que el dialecto navarro-aragonés. Después de algún tiempo, y gracias a las nupcias de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, el castellano pasó de ser un dialecto regional a convertirse en la lengua nacional de España y se le comenzó a llamar lengua española.

El español es la lengua principal de cerca de 21 países, entre los que se encuentra España, casi todos los países de América latina y uno en África. En Latinoamérica, el país con más hispanoparlantes es México. En Europa lo es, como es de esperarse, España.

Diferencia entre español y castellano

Español y castellano son sinónimos, y salvo algunas diferencias históricas, no existe problema en el uso indiscriminado de ambos. De hecho, es necesario hacer notar que la diferencia en el uso de uno o el otro es más bien de origen político y no lingüístico.

Tras la regularización de la lengua española y su denominación como lengua nacional de España, por castellano comenzó a entenderse el dialecto de Castilla, Aragón, Murcia, Andalucía, Asturias, Galicia y Navarra. En cambio, el español, o la lengua española, era la lengua hablada en la totalidad del Reino de España.

Hoy en día el uso de cualquiera de las dos palabras no implica ningún cambio o significado de mayor relevancia, por lo que su uso depende de la elección de cada quien.

Países en los que se habla español como lengua materna

La lengua española llegó al continente americano de España, en 1942. Tras el descubrimiento de América y posteriormente la conquista, el español comenzó a expandirse por todo el continente americano. Esto con excepción de Brasil, que se convirtió en una colonia portuguesa y Estados Unidos y Canadá, que fueron ocupados por Inglaterra y Francia.

En América, el español se habla como lengua materna en:

  • Argentina
  • Bolivia
  • Chile
  • Colombia
  • Costa Rica
  • Cuba
  • Ecuador
  • El Salvador
  • Guatemala
  • Honduras
  • México
  • Nicaragua
  • Panamá
  • Paraguay
  • Perú
  • República Dominicana
  • Uruguay
  • Venezuela

En Europa sólo es lengua oficial de España. En otros continentes sólo Guinea Ecuatorial, en África. Por otro lado, existen países donde el español, a pesar de no ser lengua oficial se habla en porcentajes importantes. Por ejemplo, en Filipinas, que fue colonia española, el español fue idioma oficial durante muchos años. Actualmente un poco más de 2 millones de personas lo hablan como segunda lengua, es decir, con relativa fluidez. En Estados Unidos se estima que existen 50 millones de hispanoparlantes, es decir, un 16% de la población lo habla.

Variaciones del español en Latinoamérica

De las más de 400 millones de personas que hablan español como lengua materna, un poco más de 300 millones están en América Latina.
La lengua presenta variantes de acuerdo con las zonas donde se emplea. Estas se llaman variantes o variaciones regionales.
De esta forma, a lo largo de todo el continente, se pueden encontrar distintas variantes del español. Entre las más importantes están:

  • Español amazónico. En esta zona en particular, el español se mezcló con las lenguas de la región. Esta característica se ve especialmente reflejada en los nombres de la flora y fauna locales y algunas actividades.
  • Español boliviano.
  • Caribeño. Este es un español marcado por el uso de modismos, influenciado sobre todo por la herencia de sus ascendientes africanos. Este español abarca los territorios de Cuba, República Dominicana y Puerto Rico. También las áreas costeras, el interior de Venezuela, el norte de Colombia y gran parte de Panamá. Este dialecto es el que más se oye en las ciudades de Miami y Nueva York en Estados Unidos.
  • Centroamericano. Es la variante del español utilizado en Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala junto con el sur de México (Chiapas). Esta variante representa un punto medio entre los dialectos de las tierras altas y bajas americanas.
  • Cordillerano. Es la variante hablada a lo largo de la Cordillera de los Andes, desde Ecuador hasta el trópico de Capricornio.
  • Español chileno.
  • Español colombiano – ecuatoriano.
  • Mexicano. En la zona centro posee influencia indígena, principalmente náhuatl. En cuanto al vocabulario, existen los mexicanismos con los que se ha enriquecido la lengua española.
  • Español paraguayo.
  • Español peruano.
  • Puertorriqueño.
  • Rioplatense o porteño. Se trata de una variante del español utilizado en los alrededores del Río de la Plata, la provincia argentina de Buenos Aires y Uruguay. Se diferencia del castellano del resto de Latinoamérica principalmente porque en lugar de decir “tú” se utiliza “vos”. Además, algunas palabras varían su acentuación y las palabras con “elle” suenan como “ye” y en algunas regiones como “sh”. El español rioplatense se ha enriquecido bastamente con la influencia de los inmigrantes italianos llegados al país.

Principales diferencias entre el español de España y el de Latinoamérica

Si bien, es claro que cada país de habla hispana tiene acentos, pronunciaciones y hasta conjugaciones diferentes, lo que es cierto es que no existen o no deberían mayores problemas para ser entendidas entre sí. Por ejemplo, una persona de nacionalidad española no suele tener problemas para entenderse con alguien de República Dominicana. Sin embargo, si puede resultar un poco contrastante, al menos al comienzo, el choque lingüístico. Para ilustrar mejor estas diferencias, se sugiere revisar el siguiente video.

Referencias