¿Cuál es la diferencia entre Jurisprudencia y Derecho Anglosajón?

derecho

Las leyes que gobiernan un país o una nación son aspectos importantes de su misma existencia y de alguna forma contribuyen a su historia, tomando del pasado para aportar al futuro. El derecho anglosajón (o común; no confundir con “derecho civil”) y el derecho escrito o jurisprudencia son sistemas jurídicos que son seguidos por casi todos los países del mundo. Una combinación de estos dos es necesaria para poder impartir justicia de la manera adecuada.

Tabla de comparación

Derecho anglosajón
Jurisprudencia
Creación de nuevas leyesLa ley evoluciona con cada nueva decisión que los jueces toman en la corte.Cada nueva ley debe ser emitida por más de un órgano judicial de Estado.
Nivel al que actúaProcesalSustantivo
También conocido como…Derecho comúnDerecho escrito/legislado
NaturalezaInstructivaPrescriptiva
OrigenJudicialLegislativo o gubernamental

Contenido: Derecho anglosajón vs. Jurisprudencia

1. Definición
2. Bases del derecho anglosajón y la jusrisprudencia
3. Decisiones y nuevas leyes
4. Proceso legal
5. Referencias

Definición

El sistema del derecho anglosajón es aquel que ha evolucionado a partir del análisis de sentencias (judiciales) previas dictadas por los jueces o los tribunales. La jurisprudencia incluye a las leyes escritas que previamente han sido revisadas y aprobadas por el poder legislativo y el gobierno de un país, y por ende, por la sociedad misma.

Bases del derecho anglosajón y la jurisprudencia

El derecho anglosajón se basa en el análisis de las sentencias dictadas en el pasado. Éstas, incluso, pueden llegar a tener hasta cientos de años de antigüedad. La jurisprudencia tiene como base a algunos estatutos.

Decisiones y nuevas leyes

Un juez puede basar sus decisiones en casos similares pasados. Incluso puede basar su decisión en las sentencias dictadas en casos similares a cualquiera que sea el caso en el que trabaje. De esta manera, los jueces que dirigen algún caso actual, toman como referencia las decisiones tomadas en casos anteriores para así, tomar una decisión final. En caso de enfrentarse a un caso muy específico o único, la sentencia que dicte el juez será precedente para los casos similares que pudieran venir en el futuro.

El derecho anglosajón también conocida como derecho común, puede ser de dos tipos. El primero es aquel en el que las sentencias dictadas se convierten en nuevas leyes, sin estatutos. La otra es en la que los jueces interpretan las leyes ya existentes y determinan hasta qué punto se puede y debe actuar. Además de la jurisprudencia y el derecho anglosajón, existen leyes regulatorias elaboradas por órganos judiciales del estado que cuentan con la autorización de hacerlas, toda vez que los estatutos hayan sido creados por la legislatura.
La jurisprudencia puede ser revisada por varios órganos judiciales. Existen, por ejemplo, leyes que son aprobadas por el gobierno federal o estatal. Las nuevas leyes han sido creadas para satisfacer las necesidades de los ciudadanos y resolver problemas de mayor relevancia así como para formalizar las leyes que ya existen.

Proceso legal

La determinación del derecho anglosajón dentro de un caso particular es un proceso que comienza con el análisis, investigación, localización de casos previos que puedan ser relevantes y extracción de declaraciones que puedan ayudar a determinar la manera en la que el derecho anglosajón se aplicará. Las decisiones del tribunal superior siempre irán sobre las de los tribunales inferiores y los casos más recientes. Las jurisprudencias ya están escritas y sólo se debe determinar cual será aplicada a cada caso en específico.
El derecho anglosajón se desarrolla día con día sin causar fracturas en la sociedad o gastos innecesarios al estado. Las jurisprudencias se desarrollan por el gobierno de una nación para más tarde ser organizadas y convertidas en códigos legales. Éstas cubren todas las áreas reguladas por la jurisprudencia exclusivamente, así como aquellas áreas donde el derecho anglosajón no es aplicable.

Referencias