¿Cuál es la diferencia entre Igualdad y Equidad?

Imagen de Audi NissenImagen de Nathan Anderson

Igualdad y equidad son términos muy cercanos. Tanto que muchas veces se usan indistintamente. No obstante este uso es incorrecto. Igualdad hace referencia al trato o las condiciones iguales para todos. La igualdad se trata de pedir o dar exactamente lo mismo a todas las personas, sean o no iguales. Esto muchas veces genera situaciones injustas para alguna de las partes involucradas. La equidad, por otra parte, busca que exista justicia dentro de la igualdad, por decirlo así. Por ejemplo, si se implementa la igualdad entre todos los componentes de una sociedad se estaría hablando de una sociedad injusta. Esto debido a que no se estarían tomando en cuenta las diferentes capacidades de cada uno de sus miembros. La equidad, por lo tanto, supone un trato desigual entre desiguales que garantice condiciones más justas para todos.

Tabla de comparación

Equidad
Igualdad
DefiniciónEquidad es el repartir a cada uno lo que necesita, no más, no menos. También involucra el trato igualitario para todos tomando en cuenta sus diferencias y respetando cada una de ellas.Principio o condición que reconoce una equiparación en cuanto a derechos y obligaciones de todas las partes que conforman un todo. Equivalencia no proporcional.
EtimologíaEl término equidad viene del latín “aequss” que quiere decir “igual”. También tiene raíces griegas: “͗επιεικεία” que quiere decir “justicia en el caso correcto”.Asimismo, la palabra igualdad viene del latín: “aequalĭtas”, que literalmente significa equilibrado, relativo.
EjemplosHablando de pagar impuestos, por ejemplo, en muchos países se ha legislado que quién tenga más, pague más. Es decir, el pago tributario debe ir de acuerdo con los ingresos de la persona. De esta forma se garantiza que todos paguen, pero de acuerdo con sus posibilidades.En cambio algunas otras (pocas) legislaciones siguen optando, como anteriormente se hacía, por cobrar la misma cantidad a todos. Esto obviamente resulta injusto, pues tanto el hombre más rico de la ciudad, como el más pobre, debería pagar lo mismo.

Contenidos: Igualdad vs. Equidad

1. Definiciones
2. Igualdad y equidad de género
2.1 Ejemplos de equidad de género y equidad laboral
3. Referencias

Definiciones

Igualdad y equidad son dos principios íntimamente relacionados, que aunque suelen ser usados indistintamente, poseen diferentes significados. En España y Europa en general se usa el término igualdad para englobar a todos los matices que involucran ambos términos. En México y Latinoamérica, en cambio, suele ser marcada la diferencia en el significado y uso de igualdad y equidad.

Por un lado, la igualdad es la condición en la que se reconoce el mismo estatus para dos personas evidentemente diferentes. La igualdad plantea una situación de equivalencia completamente proporcional, además, implica una repartición justa de obligaciones y derechos. Hablar de igualdad implica hablar de un principio jurídico universal que establece que todas las personas son iguales, que no existen diferencias en el valor sin importar la raza, nacionalidad, género, preferencias sexuales, edad y otros.

Equidad, aunque similar a igualdad, lleva otras connotaciones agregadas. La equidad involucra un reparto justo entre “desiguales”, es decir, “para cada quien de acuerdo con sus necesidades y a cada uno de acuerdo a sus capacidades”. Puede decirse que dentro de la equidad no hay igualdad, sino justicia. Por ejemplo, la equidad de género se asegura de que exista justicia entre ambos géneros. Al hablar de equidad, se habla de un reparto equivalente y justo de obligaciones, responsabilidades y beneficios.

Igualdad y equidad de género

La igualdad de género es la meta por la que muchos grupos luchan. Es el principio que asegura que hombres y mujeres son iguales y tienen los mismos derechos y las mismas obligaciones. La igualdad de género lucha por que las mujeres puedan superar el rezago educativo y laboral que existe a nivel mundial.

En cambio, la equidad de género busca un trato imparcial entre hombres y mujeres, en el que antes que nada se tomen en cuenta sus necesidades específicas. Dentro de la equidad de género puede existir un trato desigual pero equivalente, y esa es la meta de la equidad; un reparto equivalente para cada hombre o mujer de acuerdo con sus necesidades, capacidades y posibilidades.

Ejemplo de equidad de género y equidad laboral

La meta de la equidad de género es incorporar al ámbito de que se trate, especificaciones que permitan compensar de alguna forma todas las desventajas que la mujer ha tenido a lo largo de la historia contra las ventajas de los hombres.

Por ejemplo, en la búsqueda de equidad laboral, las mujeres poseen algunas facilidades diseñadas específicamente para ayudar a su desarrollo. Una de ellas es la licencia de maternidad, la cual es un beneficio laboral en el que a una mujer trabajadora gestante se le otorgan ciertas semanas antes y otras después del nacimiento de su bebé, de descanso remunerado. Esto con la finalidad que la madre pase tiempo con su hijo y pueda recuperarse del impacto sobre la salud y el cuerpo que supone el nacimiento de un hijo.

Sin embargo, el rezago y la desigualdad laborales siguen muy presentes. Muchas mujeres pierden su trabajo al anunciar su embarazo. A otras se les reduce el salario e incluso, muchas mujeres sin ser madres ganan mucho menos que hombres en su misma posición.

Referencias