¿Cuál es la diferencia entre Alergia e Intolerancia?

¿Cuál es la diferencia entre Alergia e Intolerancia?

Imagen de Kari SheaImagen de Neonbrand

Además de las intoxicaciones, la alergia y la intolerancia son dos de las reacciones adversas más comunes que alguien puede padecer. Como respuesta adversa se entienden las respuestas anormales relacionadas con la ingestión de un alimento o exposición a una sustancia determinada. Estas respuestas adversas son tan diversas que provocan la confusión generalizada que existe entre alergia, intoxicación e intolerancia.

Tabla de comparación

Alergia
Intolerancia
¿Qué es?Se trata de una reacción no tóxica de origen inmunitaria bastante común.

Esta reacción del sistema inmunológica se presenta cuando se está frente a una sustancia o se consume un alimento que la dispare. Estas sustancias son llamadas alérgenos. Los alérgenos pueden considerarse inocuos y no suelen causar problemas importantes sobre la mayoría de las personas. Sin embargo, en aquellas personas con respuestas inmunitarias hipersensibles, provocan las alergias.

Por otro lado, la intolerancia alimentaria es una reacción alimentaria adversa que no implica hipersensibilidad por parte del sistema inmunológico. Es decir, una intolerancia no es una reacción del sistema inmunológico. Una intolerancia es una reacción provocada por déficits enzimáticos, los cuales le impiden a la personas metabolizar de manera adecuada ciertos grupos de alimentos.
¿Quién lo padece?Las alergias las puede sufrir cualquiera siempre y cuando exista previa sensibilización. Muchas alergias son hereditarias, es decir, si alguno de los padres padece de alergias, es probable que los hijos también lo hagan.De manera similar a una intoxicación, una intolerancia está más relacionada con el individuo que con la sustancia en sí. Cualquier individuo cuyo sistema no tenga la capacidad de digerir, metabolizar o asimilar alguna clase de alimentos, padece de intolerancias.
ReaccionesExisten varios síntomas, pero los más comunes son:

  • Congestión nasal, picazón en nariz y garganta, exceso de mucosidad nasal, tos.
  • Ojos llorosos, rojos e hinchados con comezón en ellos.
  • Hinchazón de lengua, de laringe y vías aéreas, náusea, vómito, diarrea, cólicos y otras reacciones más graves que deben ser atendidas inmediatamente, pues pueden poner en riesgo la vida del paciente.
  • Erupciones cutáneas, comezón, urticaria, enrojecimiento, hinchazón y ampollas.

Sin importar si la alergia es cutánea, alimentaria, respiratoria, etc, esta puede desencadenar una reacción que involucre a todo el cuerpo, por lo que se recomienda tomar precauciones y prestar atención.

En cuanto a las intolerancias alimentarias, las más comunes incluyen:

  • Distención abdominal
  • Gases, constipación, diarrea, náusea, reflujo
  • Síndrome del colon irritable
  • Acné, psoriasis, eczema, urticaria, comezón y erupciones cutáneas.
  • Migraña, mareos, fatiga, vértigo, etc.
  • Sobrepeso y obesidad.
  • Asma, sinusitis, rinitis, dificultad para respirar.
  • Ansiedad, fatiga, depresión, hiperactividad, insomnio, etc.

En caso de sospechar del padecimiento de una intolerancia, conviene llevar a cabo un examen de intolerancias alimentarias. Una vez identificada la intolerancia y eliminado el causante de la dieta, la calidad de vida del paciente mejorará significativamente.

Causas y ejemplosEntre los alérgenos más comunes se encuentran algunos medicamentos, polvo, algunos alimentos (huevo, mariscos, frutos secos y algunas frutas como el kiwi; y otros), moho, polen y la caspa de algunos animales, entre otros.Por otro lado, la intolerancia más común es las causada por la lactosa. En este caso, el individuo tiene un déficit parcial o completo de la encima lactasa, por lo que no es capaz de metabolizar la lactosa. También son comunes la intolerancia al gluten y a la fructosa.

Referencias

Deja un comentario